22 octubre, 2018

Textual description of firstImageUrl

La verdadera cara de la Madre Teresa de Calcuta


A lo largo de la historia, la religión católica se ha utilizado como instrumento para cometer crímenes terribles contra la humanidad. Muchas de las enseñanzas que transmite esta religión están envueltas en polémicas y contradicciones, al igual que muchos de sus mayores representantes. La Iglesia Católica ha sido criticada entre muchas otras cosas por advocar el desprendimiento de los bienes materiales mientras su institución es dueña de millones de dólares.

Una de las caras más famosas de esta religión es la Madre Teresa de Calcuta, cuya imágen ha sido enaltecida por el Vaticano a lo largo de la historia, e incluso fue canonizada en 2016. Sin embargo, muchos dicen que la verdad de su persona era otra. Se señala que mientras estuvo viva la madre Teresa dio su apoyo a dictadores como Jean-Claude Duvalier de Haití y Enver Hoxha de Albania. También recibió donaciones millonarias de corruptos muy poderosos a los cuales defendió, como Charles Keating, autor del mayor fraude financiero de la historia de Estados Unidos.


Además de esto, la madre Teresa consideraba al sufrimiento como algo bueno, y el dinero que recibía no iba destinado a los enfermos que estaban a su cargo. En lugar de ayudarlos, consideraba que el sufrimiento de su agonía era algo positivo a los ojos de dios, y no se los trataba con analgésicos fuertes, cuidados profesionales ni condiciones de higiene. Ella misma dijo en vida: "Hay algo muy bello en ver a los pobres aceptar su suerte, sufrirla como la pasión de Jesucristo. El mundo gana con su sufrimiento".


Hemley González, un cubano que fue voluntario de las Misioneras de la Caridad, fundada por Teresa de Calcuta, dijo que la asociación "se trataba de una violación sistemática a los derechos humanos y de un escándalo financiero”. Cuenta que a pesar de los millones de dólares recibidos en donaciones, los enfermos no contaban con condiciones básicas de esterilización, que se les daban medicinas caducadas y eran atendidos por personas sin ninguna preparación médica. No se los ayudaba a combatir el dolor de su agonía de ninguna forma, y no había distinción entre enfermedades tratables o fatales, ya que se simplemente se dejaba morir a todos los que ingresaban allí. Dice que los misioneros que trabajan en el lugar son promotores de la pobreza y la desigualdad. Sin embargo, cuando la madre Teresa estuvo enferma fue tratada con servicios médicos modernos y costosos.

Además, durante su vida encabezó una cruzada contra el divorcio y los anticonceptivos, siendo que en la India, su país natal, la superpoblación es la principal causa del hambre y la miseria.

Publicado por Victoria