24 octubre, 2018

Textual description of firstImageUrl

Kimi Raikkonen es el piloto finlandés más exitoso de la historia

Con su victoria en el gran premio de Estados Unidos hace unos días, Kimi Raikkonen alcanzó su victoria número 21, su primera desde Australia 2013, lo que no parece tan impresionante comparado con otros pilotos; pero lo posiciona como el Finlandés más efectivo en lo que a victorias respecta. Otros finlandeses que han ganado en la máxima categoría incluyen a Mika Hakkinen, mentor de Raikkonen; Keke Rosberg, el primer finlandés campeón del mundo en 1982, Heikki Kovalainen y Valtteri Bottas.
Hoy hacemos un recuento de las mejores carreras de Kimi Raikkonen en su trayectoria aún inacabada en la F1.

Aunque algunos lo llamen lento, desmotivado, e incluso fuera de forma, ciertamente Raikkonen aún es considerado uno de los pilotos más rápidos de la parrilla hasta el día de hoy, no por nada es el segundo piloto con más vueltas rápidas en la historia o el mundial de 2007, el último que Ferrari ha ganado hasta el día de hoy.

#1-Gran premio de Japón de 2005


Si hay una carrera que resuma todas las habilidades de Raikkonen o su personalidad fría y calculadora, es ciertamente esta.

Raikkonen en su tercera temporada con McLaren llegó 17 al gran premio de Japón en Suzuka. Desde el principio su ritmo fue absolutamente demoledor, aunque tuvo algunos problemas intentando adelantar a algunos pilotos, en determinado momento se volvió una fuerza imparable que adelantaba coche tras coche hasta llegar a la estela de Fisichella en el Renault, quien lideraba la carrera hasta ese momento.

En la recta principal, ya en la úlitma vuelta, Kimi vio un espacio y se lanzó al interior de la curva para adelantar a Fisichella y tomar el liderato de la carrera y ganarla con todos los honores. Esto la convierte en una de las mejores carreras de la era V10 e incluso de la historia.

#2-Gran premio de Brasil de 2009


El auto que Ferrari diseñó para 2009 ni se acercaba a lo que había sido el F2007 que le dio su título a Raikkonen 2 años antes, aún así se las ingenió para ganar un par de veces en una temporada en la cual los cambios en las regulaciones y reglamento dejaron a Ferrari peleando por algún que otro podio mientras que Red Bull y Brawn hacían de las suyas. Raikkonen no ganó esta carrera, pero eso no quita el pedazo de carrera que logró.

Kimi siguió a Kovalainen a los boxes, el compatriota de Raikkonen en el McLaren sufría una salida insegura con la manguera de combustible aún conectada a la parte trasera del auto.
El Ferrari de Kimi, casi en la cola del McLaren, sufrió un repentino rocío de combustible, provocando que el escape de Raikkonen se encendiera con el combustible derramado y causara una bola de fuego, logrando una clara agitación en los pits.
Como resultado de este percance "casi fatal", la parte delantera del auto de Kimi sufrió un ligero incendio que pudo ser peligroso. Pero, en lugar de detenerse, Raikkonen continuó conduciendo y logró una sexta posición al caer la bandera a cuadros.

#3-Gran Premio de Bélgica de 2009


En una temporada poco convincente y, por lo demás, poco interesante, Raikkonen regresó a la victoria al registrar una de sus mejores carreras, su única victoria de 2009 en una pista en la que a menudo se le considera el "Rey de Spa".

El Gran Premio de Bélgica de 2009 siempre será recordado por dos movimientos audaces de Raikkonen, uno sobre Hamilton y el otro sobre Fisichella en el Force India, pero el más elegante fue increíblemente contra el ya mencionado Lewis Hamilton en la segunda mitad de la carrera para ingresar a los cinco primeros puestos de la parrilla.
En aquellos días en los que no existía un mecanismo de turboalimentación ni DRS,el sistema de recuperación de energía cinética (KERS) dominaba las tablas. El uso del KERS de Kimi sobre Fisichella durante las etapas finales alrededor de Eu Rouge fue el punto culminante de la carrera del finlandés.

#4- Gran Premio de Abu Dhabi de 2012


Una de las victorias más elegantes de la carrera del Iceman llegó de manera interesante en el momento de la dominación total de Sebastian Vettel en su Red Bull y por delante de los autos más potentes como el Ferrari de Fernando Alonso.

Pero mientras tanto sobre la era 2012-13 se trataba de las victorias  constantes de Vettel,  el triunfo de Raikkonen en el calor del desierto demostró ser una antítesis apasionante en la última etapa de la temporada.
Raikkonen, quien comenzó su desafío en Abu Dhabi desde la P4, clasificándose detrás del Williams del Pastor Maldonado, se mostró muy bien el domingo y rápidamente recogió un par de lugares al pasar al Red Bull de Mark Webber y el McLaren de Lewis Hamilton para tomar la P2.

Todavía seguiendo a Hamilton, parecía formidablemente más rápido en su Lotus Renault, aumentando la presión continuamente hasta la vuelta 15.
Pero el Gran Premio no estuvo exento de accidentes. Pronto, tras el despliegue del Safety Car después de la colisión entre el HRT de Karthikeyan y el Mercedes de Rosberg en la vuelta 9, comenzó a parecer que un cambio en el liderazgo estaba en juego.

En la vuelta 20, Hamilton sufrió una falla técnica en su caja de cambios y se quedó sin otra opción que estacionar su auto a lo largo de la pista, dejando la ventaja de un gran premio impredecible en las manos de Kimi Raikkonen.

A partir de ese momento, hasta la última vuelta, Raikkonen se mantuvo inmensamente rápido y condujo una gran carrera, aunque hubo algunas "interrupciones" en la radio del equipo, según parece eran consejos que no parecía necesitar.

Raikkonen demostró a todos por qué tenía sentido "Dejarlo solo", porque sabía lo que estaba haciendo.

#5-Gran Premio de Australia de 2013



Demostrando que su última victoria en ese Lotus-Renault en el calor del desierto de Abu Dhabi, la temporada anterior no fue un resultado basado en suerte, Raikkonen llevó su Lotus a lo más alto del podio en el Gran Premio de Australia para el deleite de toda la multitud.

Al salir en una clara estrategia de dos paradas y manejar quirúrgicamente su carrera por delante de la Ferrari de Alonso y el Red Bull de Vettel en las etapas finales, Kimi demostró que no iba a ser presionado por otros autos superiores en el pista.

Lo que estableció un claro ritmo en la victoria de Raikkonen fue su impresionante adelantamiento en las primeras etapas de la carrera de 58 vueltas, en la que Iceman, que comenzó séptimo en la parrilla, se acomodó rápido para avanzar al cuarto y darse un tiro al podio.

Curiosamente, cuando Alonso en el Ferrari pasó a Sutil, aquel entonces en Force India, para emerger detrás de Raikkonen, el piloto de Lotus aumentó su ritmo para alejarse de la amenaza que se avecinaba. Al exhibir un excelente control de su coche y un excelente manejo de los neumáticos, Raikkonen logró una victoria que claramente no parecía ser suya cuando se encendieron las cinco luces rojas.

Publicado por Juan González