15 octubre, 2018

Textual description of firstImageUrl

Evitar la atrofia muscular


La atrofia muscular se trata de la reducción del tejido muscular debido a su desgaste, el hacer ejercicio ayuda a la tonificación de los músculos esto depende de la cantidad de ejercicios que realices y siempre hay que estar activos para evitar la atrofia.



Si notas una pérdida de la musculatura o que al pretender obtener mayor musculatura y te cuesta poder ganarla vas a tener que cambiar algunas rutinas de tu vida ya que el tejido atrofiado va a necesitar recuperarse.

Puede suceder en personas que tienen poca actividad física ya sea porque pasan gran parte del día sentadas u otros motivos por lo cual no tengan muchos movimientos durante el día, ocurren considerables perdidas de masa muscular por problemas de salud que impiden el movimiento por ejemplo personas que están en cama o que no pueden mover sus extremidades por graves inconvenientes de salud.



Tratamientos

Una de las preocupaciones por la falta de musculatura se debe a la carencia de consumo de proteínas, la cantidad que deben comer los hombres adultos es de 56 gr/día de proteína mientras que las mujeres 46 gr/día, hombres adolescentes 52 gr/día y mujeres adolescentes 46 gr/día.

Para las personas que no consumen carne pueden reemplazarlo por quesos, yogur y sus derivados, también en la soja, quinoa, legumbres y en frutos secos como nueces, avellanas, pistachos. Estos alimentos tienen una importante porción de proteínas.

Los carbohidratos son los nutrientes fundamentales para que los músculos estén fuertes y son la fuente de energía para que el cuerpo pueda realizar ejercicios, estar en forma saludable para ello se debe elegir los carbohidratos que contengan fibras y no excesivos azucares añadidos por ejemplo granos integrales, frijoles y legumbres, frutas y verduras, nueces y semillas, yogur natural, leche.



Un buen descanso evita la atrofia muscular por lo tanto se debe dormir 7 horas o más para que el cuerpo no sufra las actividades que se hayan realizado el día anterior. El estrés causa una difícil recuperación del cuerpo y al realizar actividades físicas no se encontrarán avances en la musculatura.

Finalizando, para acabar con la atrofia muscular se debe dejar de a poco el sedentarismo, mejorar la alimentación, evitar el estrés y empezar de a poco con la gimnasia para no dañar los músculos, huesos o tendones, nunca olvidar de estirar y elongar al terminar los entrenamientos.


Publicado por David Gonzalez