18 octubre, 2018

Textual description of firstImageUrl

Coches que hicieron historia: El Mercedes W196

Por muy raro que suene, Mercedes ha dominado la formula 1 antes de su retorno en 2010 y su éxito en la era híbrida desde 2014. Ya se habían impuesto en las carreras desde antes de la segunda guerra mundial con los Auto Union e incluso el propio w125 de 1937. Mercedes volvió en 1954 contratando a Juan Manuel Fangio, a los experimentados Karl King y Hermann Lang además de al joven Hans Herrmann.



El coche se presentó en el gran premio de Francia de 1954, en el cual debutó con Pole y victoria de Fangio, segunda posición para Karl King y la vuelta rápida de la carrera para Hans Herrmann. El resto de la temporada fue casi un solo de Mercedes, ya que el ritmo de carrera de Fangio era tal, que ni sus compañeros estaban a su altura. La temporada terminó con Fangio ganando su segundo título y doblando en puntos a José Froilán González.

Para 1955 Mercedes contrató a Stirling Moss, otro año en que Mercedes ganó todo lo que era posible. Moss trató de seguir a Fangio pero Mercedes le privó de ganar algunas carreras. Fangio ganó 4 de las 6 disputadas con Moss ganando en Silverstone y Maurice Trintignant en el Ferrari evitó que el equipo alemán se quedara con todo. 



Este monoplaza se caracterizaba por ser un monstruo en las rectas, se basó en los deportivos 300SL. El ingeniero Rudolf Uhlenhaut disñó el chasis de forma tubular, aunque su mayor defecto era el peso del mismo, a Uhlenhault se le ocurrió utilizar magnesio en el mismo para aligerarlo, a costo de que el magnesio siendo un elemento tan inflamable en un accidente tendría consecuencias fatales para el piloto.

El motor además contaba con inyectores de gasolina en los 8 cilindros con ayuda de una válvula la que permitía añadir cualquier tipo de aditivos al combustible. Los frenos también ayudaron para reducir peso, su posicionamiento hacia el interior del coche hacían que requirieran gran refrigeración. Para eso se diseñaron bocas laterales para refrigerar los tambores de freno delanteros.

El motor del W196, un 8 en línea de 2.5 Litros.

Frenos del W196

El coche era casi perfecto, menos por un pequeño detalle, en la parte trasera para ser más exactos. El W196 tenía un conjunto de suspensión compuesto por un doble eje basculante acoplado a las ruedas traseras con resortes independientes, lo que significa es que cuando uno de los pilotos debía hacer un cambio de dirección brusco, sufrían de inclinación excesiva; por lo que debían estar corrigiendo constantemente su trazada. Algunos expertos de la época consideraban este sistema inadecuado e incluso peligroso.


Publicado por Juan González