18 octubre, 2018

Textual description of firstImageUrl

Coches que hicieron historia: El Lotus 78

Cuando hablamos de coches de carreras que de verdad hicieron historia, el Lotus 78 es uno de los más nombrados debido a que fue el primer coche de formula 1 en usar el famoso efecto suelo o "Ground Effect" que estuvo tan presente durante la primera parte de la década de los 80 y fue reducido a una porción de lo que se usaba para evitar que los monoplazas fueran tan rápidos, hoy vemos al primero en utilizarlo.


Desde mediados de los 60 la aerodinámica empezó a jugar un papel cada vez más importante en la F1 y en el automovilismo en general. Pero con la necesidad de crear mayores cargas que con los alerones que estaban disponibles en aquel tiempo, partiendo desde el diseño de Jim Hall y de su Chaparral 2J de 1970, el primer coche en utilizar el efecto suelo mediante un ventilador que literalmente succionaba el aire que pasaba por debajo del piso del coche, Colin Chapman, diseñador y fundador de la escuadra Lotus, ideó una forma de utilizar esta tecnología sin usar un ventilador para aprovechar el aire.

Poniendo unas "faldas" a ras del suelo en los costados del coche, el aire que pasaba por debajo del suelo del mismo se aceleraba creando una zona de baja presión. Además del diseño del chasis, que era ultradelgado y hecho de aluminio, el Lotus 78 contaba con pontones largos y bajos los cuales albergaban los radiadores y creaban el efecto suelo. La zona de baja presión quedaba sellada a todo momento gracias a las faldas que eran móviles y mantenían un ligero contacto en todo momento con la pista.

Referencias: Perfil de ala invertida
Alta presión de aire, baja velocidad de flujo
Baja presión de aire, alta velocidad de flujo

El Lotus 78 montaba el ya usado y reconocido Cosworth DFV V8 de Ford, fue presentado a finales de 1976, la alineación estaba compuesta por Gunnar Nilsson y Mario Andretti. Sin embargo, el coche tuvo un inicio complicado ya que sus rivales se habían puesto a trabajar en sus sistemas de efecto suelo sin saber como funcionaba el del 78.

Andretti logró su primera victoria en Long Beach seguida de otras 3, Nilsson ganó una vez y a pesar de ser el equipo con más victorias, el título fue para Lauda en la Ferrari debido a la mala fiabilidad del coche. El chasis de aluminio era tan ligero que no era capaz de soportar el estrés creado por el efecto suelo.



Chapman sabía lo que tenía entre manos y para 1978 perfeccionó esta tecnología y reemplazó gran parte del chasis con aluminio convencional, lo que provocó un ligero aumento de peso. Se aumentaron los pontones laterales y las faldillas para maximizar el efecto suelo. Comparado con el Lotus 78 de 1977, el Lotus 79 de 1978 fue un 25% más efectivo y le entregó a Mario Andretti su primer y único título como piloto. 

El efecto suelo duró hasta el final de 1982 cuando fue prohibido por cuestiones de seguridad, los coches eran tan rápidos en curva que eran impredecibles, además de que si una de las faldas laterales se rompía, creaba un desbalance importante y podía provocar accidentes fatales, tales como el de Gilles Villeneuve en Zolder ese mismo año.

Publicado por Juan González