03 noviembre, 2012

PAPÁS ACEPTAN DONAR ÓRGANOS

Nueva York.- Con el fin de preservar la memoria de su hijo y que su muerte no sea en vano, los padres de Fausto Armenta, aceptaron antes de partir a México donar los órganos del paisano a pacientes con enfermedades terminales.
Rodolfo Armenta y Margarita Sabino, padres del trabajador mexicano que sufrió muerte cerebral, tras ser golpeado de manera salvaje por desconocidos en las calles de Queens, indicaron que aunque en un principio la idea de donar los órganos de su muchachito, de 19 años, no estaba en sus planes; después de conversar con médicos del Hospital Elmhurst de Queens decidieron ser altruistas y ayudar a personas con enfermedades incurables.
“Mis padres decidieron hacer la donación porque Fausto quien fue el mejor hermano que pude tener, también fue una persona buena y noble. Sabemos que a él le gustaría ayudar a los necesitados.”, dijo con la voz entrecortada Juan Armenta hermano del paisano.