13 agosto 2014

Museo del Aire de Honduras

NA-16 FAH-21 EDUARDO SOSA 2005.jpgEl Museo del Aire de Honduras es una organización, museo y fundación del aire de la república de Honduras ideada a mediados del siglo XX. Su propósito es el de recuperar, restaurar, investigar, estudiar y preservar el legado histórico de la aviación nacional y motivar a los presentes y futuros hondureños a ingresar en este mundo de alto desarrollo tecnológico para beneficio de toda la sociedad. El “Museo del Aire de Honduras” es una realidad a partir de la década de los años cincuenta, cuando los aviones empiezan a ser recuperados, pintados y trasladados a lo que será hoy su nuevo y último lugar.La Fuerza Aérea Hondureña empieza a almacenar aviones que ya no usa, en principal los adquiridos en los años 1930 en su mayoría ejemplares propulsadas a motor y hélices, monoplanos, biplanos, avionetas y algunos reactores, adquiridos en la década de los años 1970. En el año de 1981 la exhibición fue bien acogida por el público que admiró a los aviones históricos y que incluso algunos ejemplares en buenas condiciones volaron. Tal fue el caso de los aparatos NA-16, el Corsario y los aviones AT-6. Cinco años después en 1986 representantes del Museo Nacional del Aire y el Espacio del Instituto Smithsoniano de los Estados Unidos de América, concienciaron al público hondureño mediante charlas y conferencias realizadas en el Instituto Hondureño de Cultura Interamericana-IHCI del potencial de contar con un museo de aviación nacional, es así que la iniciativa da sus primeros pasos dentro del comando y personal activo de la Fuerza Aérea Hondureña (F.A.H) los cuales se involucran en alto grado en fundar y organizar el “Museo del Aire de Honduras”. El segundo paso fue la disposición de donar 12 aeronaves en el Club de Oficiales de la F.A.H. a finales de los años 80 lo que determina la segunda etapa en firme para la organización de tan importante proyecto. Más tarde, en junio del 2000 la primera reunión con personas ahondadas formalmente en el proyecto lleva a la conclusión de organizar un “Comité Pro-Museo del Aire”, convocados todos por el entonces Comandante coronel Gerardo E. Carvajal (Q.D.D.G.), y con participación de voluntarios y demás personas interesadas en la conservación del patrimonio histórico aeronáutica del país. El comité presenta y firma el documento de Acta de Constitución de la “Fundación Museo del Aíre de Honduras” un 30 de agosto del año 2000, en las instalaciones de la Fuerza Aérea Hondureña sede en el Aeropuerto Toncontín en la ciudad capital de Tegucigalpa, M.D.C. la creación de la fundación cuenta con los instrumentos legales de: Personería Jurídica con registro No. 102-2002; y, el Decreto emitido por el soberano Congreso Nacional de Honduras Bajo No. 144-2003.
La organizada fundación cuenta con veintidós miembros voluntarios, los cuales en su mayoría recibieron en el año 2003 capacitación museográfica por parte de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán