28 noviembre 2014

Cuentos y Chistes de Borrachos




Llega un borracho a un velatorio con una caja de herramientas, se acerca al cajón y ve a la viuda, que le acomodaba la peluca a cada rato al difunto, se compadece, y le dice:

- Salga un momento y yo le arreglo el problema.

A los 10 minutos llama a los parientes. Se acercan y ven con asombro que no se le movía para nada el peluquín. Se dirigen al hombre y le dice la viuda:

- Muchas gracias ¿cuánto le debo por este favor?

Y él le contesta:

- No es nada señora, por 4 clavos locos, ¿qué le voy a cobrar?



Un borracho sube a un colectivo y empieza a gritar:

- ¡Estos de acá atrás son unos salames! ¡Los desgraciados que están a mi lado son unos cornudos! ¡y los de adelante son todos unos turros!

El chofer, indignado, frena violentamente y las personas se desequilibran. unas caen, otras se pegan contra la ventana, los que van parados chocan unos con otros.

El chofer para el colecivo, agarra el borracho por el cuello de la camisa y amenazante le pregunta:

- Repetime a ver, desgraciado... ¿Quién es salame, cornudo,o turro?

Y contesta el borracho tranquilamente:

- Y ahora la verdad que no sé... con esa frenada me los mezclaste a todos...



Dos borrachos se acuestan a dormir en una cama de dos pisos, y el borracho que está en la parte de arriba de la cama antes de dormirse comienza a rezar:

- Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, la Virgen María, y el Espíritu Santo.

En eso se cae de la litera y el borracho que estaba abajo le dice:

- ¿Vistes? ¡Eso pasa por estar durmiendo con tanta gente!